Hoy hablaremos sobre: Adaptación del gato a un nuevo entorno, en el blog semanal de Parceros Felinos. El gato lleva domesticado siglos pero hoy en día causa más problemas que nunca, ¿por qué?

Es un animal salvaje, que necesita cazar, o en su defecto simular una caza como un juego, necesita marcar y afilar sus uñas como cuando lo hacen en los árboles, su actividad sigue siendo nocturna y su relación con los humanos puede llegar a ser nula, simplemente de tolerancia mutua.

Hay personas que adoptan un gato porque piensan que hay que dedicarles menos tiempo que a un perro y no es así, hay que dedicarles el mismo tiempo. El perro sale a la calle para hacer sus necesidades, vida social y hacer ejercicio. El gato hace vida social en casa cuando estamos nosotros, aparte de que haya otros animales siempre con ellos, y si se pasa el día solo, cuando lleguemos a casa por la noche cansados de trabajar el gato nos reclamará, necesita jugar, desgastar energía, un poco de compañía, ejercicio, aprendizaje.

Te recomendamos leer: ¿Qué nombre le pongo a mi gato?

Imprescindible: Crear el «Lugar seguro»

Al llegar un gato a casa por primera vez sea de la edad que sea, debemos acomodarlo en una única habitación con la puerta cerrada. Para el gato será mucho más fácil adaptarse y será mucho menos estresante para él que si lo dejamos desde el primer momento suelto por la casa, situación en la cual seguramente el gato se esconda en el primer sitio que encuentre, pudiendo pasar días escondido. Para evitar esto, colocaremos todos los elementos imprescindibles que veremos ahora en una habitación poco ruidosa y tranquila, colocando el arenero en una punta de la habitación y la comida y el agua lejos. Sus juguetes y lugares de descanso o rascadores también deben estar en esta habitación.

Tras unos días, el gato se habrá adaptado a este lugar y si vemos que está tranquilo y con ganas de curiosear, le abriremos la puerta y le dejaremos salir a explorar el resto de la casa. Este lugar de seguridad que hemos creado es muy importante para el gato, pues ante cualquier susto que tenga, siempre sabrá dónde volver para sentirse seguro, será su punto de partida y retorno. De lo contrario, si el gato se asusta, correrá sin rumbo hasta encontrar un lugar a veces inaccesible para nosotros donde esconderse, lo que generará más estrés en el gato. El tiempo que pueda estar el gato en el lugar seguro depende de lo asustadizo que sea, hay gatos que necesitarán una semana y otros sólo uno o dos días.

Te recomendamos revisar: Gatos que se comen la ropa o plásticos

Adaptación del entorno

Antes de la llegada de un gato a nuestro hogar, tenemos que conocer sus necesidades y cómo debemos ambientar nuestra casa para él. El gato conserva sus instintos de reproducción, caza y marcaje, es por ello que debemos tenerlo en cuenta para proporcionar ciertos elementos que sustituyan a los naturales, para evitar que surjan problemas de comportamiento derivados de la falta de actividad o de lugares de marcaje.

ESTERILIZACIÓN

Es recomendable siempre la esterilización del gato, para evitar camadas indeseadas, problemas de salud y de marcaje con orina o heces en nuestro hogar. Como sabemos, hay más gatos abandonados que personas dispuestos a adoptarlos, las protectoras y perreras están llenas de animales todos los días del año. Además, desgraciadamente al vivir el gato con nosotros en un espacio cerrado, hemos tenido que recurrir a la esterilización para evitar que el gato marque con orina y heces nuestra casa, generando olores y suciedad. Viviendo en un entorno cerrado el gato no puede desarrollar su completo comportamiento sexual de forma natural.

Deberías leer: Acupuntura para gatos

NO PUEDE FALTAR EN NUESTRO HOGAR:

Una vez el gato se sienta seguro en la habitación que hemos creado para él, debemos distribuir nuestra casa de la siguiente manera.

– Al menos un rascador grande con varias plataformas. Los gatos necesitan afilarse las uñas y en su estado natural utilizan sobre todo los árboles. Por esto, los rascadores que debemos comprar deben ser verticales y rígidos, y cuanto más altos mejor. Los rascadores de suelo u horizontales son adicionales. En su defecto, el gato afilará sus uñas en otras superficies verticales rígidas, que suelen ser nuestros sofás y resto de mobiliario.

– El gato necesita subir a distintas alturas, y le gusta dormir en sitios altos y sitios blandos, si compramos un rascador con plataformas, será su lugar ideal de descanso, además de nuestros sofás y camas. Importante, para que los gatos usen el rascador, éste debe estar en un lugar de la casa en el que haya mucha vida. Si ponemos el rascador en una habitación que no usamos, casi no lo usarán, debe estar en el sitio donde nosotros pasemos más tiempo, que normalmente suele ser el salón de casa. Luego pueden ponerse otros rascadores verticales u horizontales más pequeños en sitios como la habitación del ordenador por ejemplo, la cocina o nuestro dormitorio. Si el rascador tiene juguetes colgando, también será un lugar de ocio aparte de lugar de descanso.

En resumen, debemos dividir nuestra casa en 3 partes:

1. Descanso, vida social y juego, lugar que nosotros frecuentamos también.

2. Aseo, un lugar apartado y tranquilo, de fácil acceso para él.

3. Alimentación, lejos de la zona de aseo.

Esperamos que este artículo sobre: Adaptación del gato a un nuevo entorno, te haya gustado.

Te invitamos a seguirnos en Instagram y Facebook, y también te invitamos te invitamos a visitar nuestra tienda online, que a tu gato le encantará.

El mejor contenido gatuno cada semana

Boletín Semanal

Llevando a tu casa los mejores productos desde 2018.

© 2020 Parceros Felinos

SÍGUENOS
Show Buttons
Hide Buttons
Abrir chat