Hoy hablaremos sobre, ¿Cómo darle una pastilla a tu gato? porque en Pareros Felinos entendemos que es algo importante. Entonces comencemos conm.       m  klñññ, m     algunos consejos para que podamos medicar a nuestro gato sin lidiar con sus garras o perseguirlo por toda la casa.

1) Elige el momento adecuado

El animal no siempre se mostrará receptivo a nuestra compañía o a las caricias. De este modo, tratar de darle la pastilla cuando quiere estar solo, aislado o esté enfadado o dormido no es buena idea. ¿Cuándo es el momento adecuado? Cuando el gato esté tranquilo y sereno y acepte nuestros mimos. Sera entonces cuando podamos aprovechar esta disposición felina para suministrarle el medicamento.

2) Busca un lugar que le guste

Si el gato odia estar en la cocina, no tratemos de darle la pastilla allí, pues estará nervioso y enfadado y además asociará esa habitación con la pastilla. Es preferible hacerlo en aquella estancia en la que él se encuentre más relajado.

3) Ayúdate de comida o agua

Si nos resulta imposible hacerlo de manera manual, podemos machacar la pastilla y echársela en la comida o en un poco de agua para camuflar el sabor y que el animal se la tome.

¿Cómo darle la pastilla de forma manual?

Si falla el procedimiento de mezclarla con la comida o con líquido, tendremos que introducirla directamente en su boca. Tendrá que ser un proceso rápido y deberemos mostrar seguridad en todo momento. Para medicarlo, los expertos recomiendan que arrullemos al animal con una toalla para protegernos de posibles arañazos. Una vez tengamos al felino completamente arropado, salvo la cabeza, que la dejaremos al descubierto, procederemos con la medicación.

Agarraremos el hocico del animal sin titubeos, pero sin aplicar demasiada fuerza, y le abriremos la boca. Si se resiste un poco, podemos levantar la cabeza para ayudarnos mejor. Una vez tengamos su boca abierta, sujetaremos su cabeza con una mano para introducir con la otra la pastilla en la boca. No vale poner la cabeza en cualquier sitio; tendremos que sujetarla a la altura de la frente.

Si el animal no abre la boca, nos ayudaremos con nuestros dedos. Ejerceremos una ligera presión con los dedos pulgar e índice sobre el labio superior y, paulatinamente, iremos tratando de introducir el pulgar en la boca para obligarlo a que la abra. Una vez que tengamos un hueco, introduciremos la pastilla todo lo que podamos para que no la eche fuera.

Es importante que antes de soltarlo comprobemos que se ha calmado y que se ha tragado la pastilla. Por eso, después podemos acariciarlo con suavidad en el cuello y soplar un poco sobre el hocico para que trague.

Cuando se haya tomado la pastilla, tendremos que darle agua o algo de comida para que el medicamento llegue sin problemas al estómago y haga su función.

Esperamos que este artículo sobre: 5 beneficios de tener un gato para la salud, te haya gustado.

Te invitamos a seguirnos en Instagram y Facebook, y también te invitamos te invitamos a visitar nuestra tienda online, que a tu gato le encantará.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El mejor contenido gatuno cada semana

Boletín Semanal

Llevando a tu casa los mejores productos desde 2018.

© 2020 Parceros Felinos

SÍGUENOS
Show Buttons
Hide Buttons