Los gatos son animales especialmente longevos que pueden acompañarnos, generalmente, entre 12 y 18 años. Si tu gato ya ha cumplido ya sus 8 años, será hora de empezar a pensar más en sus cuidados, pues empieza a considerarse un felino de edad avanzada.

Por esa razón, será fundamental vigilar su alimentación, salud, actividad física y hasta algunos pequeños detalles que serán claves para detectar cualquier enfermedad a tiempo.

Saber cómo cuidar a un gato viejito es complicado, por esta razón vamos a ofrecerte trucos y consejos diversos para que puedas regalar a tu mejor amigo los mejores cuidados en esta etapa tan dulce y delicada.  Entonces, comencemos a determinar los cuidados para gatos ancianos.

La alimentación del gato anciano

Visualmente los gatos ancianos conservan un aspecto juvenil y activo que no nos hace pensar en que necesiten excesivos cuidados, pero eso no es cierto. Sus huesos, músculos y órganos empiezan a trabajar de forma más lenta y se resienten con el paso del tiempo.

Los concentrados secos son más equilibrados que una alimentación casera y aportan a nuestro gato la taurina necesaria para el buen funcionamiento de sus órganos. Además, permiten frotar los dientes del gato y limitar la formación de placa dentaria.

No dudes en consultar con tu veterinario un cambio en su alimentación a una gamma superior senior o light. Este tipo de alimentación está indicada para gatos ancianos ya que engorda menos que otros piensos (ideal para su progresiva reducción de la actividad diaria) y permite controlar su peso, fundamental en esta etapa. Eso no solo ayuda a mantener su figura, también cuida su estado de salud. Recuerda que la obesidad en el gato repercute en una menor esperanza de vida y una mayor predisposición a distintas enfermedades.

También puedes revisar: ¿Qué alimentos le hacen daño a mi gato?

Es importante también que nuestro gato tenga siempre agua fresca y limpia a disposición, que cambiaremos con regularidad para incitarle a beber y mantenerlo hidratado. Si observas que no bebe demasiado puedes ofrecerle de vez en cuando comida húmeda ya que contiene un alto porcentaje en agua. No obstante, si observas poca ingesta de agua es recomendable acudir al veterinario para descartar problemas del tracto urinario.

Así como su alimentación, tenerlo contenido es clave, te recomendamos leer: ¿Cómo hacer a mi gato más feliz?

Adicionalmente, te recomendamos revisar nuestra sección de alimentos en nuestra tienda online, donde podrás encontrar toda la variedad de opciones.

Cuidar su boca es fundamental

La falta de apetito podría deberse a la formación de placa dentaria que causa una gingivitis dolorosa a nuestro gato y le impide masticar su pienso. Las afecciones de los dientes son frecuentes en los gatos viejos y suelen acompañarse de un mal aliento. Una buena forma de mantener sana la boca de tu minino es utilizando algún enjuague bucal como Dental Fresh Gatos de forma frecuente, ya que estos enjuagues son:

  • Sin alcohol, sin azúcar, sin detergentes y sin sabores picantes de menta.
  • Ayuda de forma segura a combatir la enfermedad periodontal sin cepillado y sin efectos adversos en los tejidos periodontales.
  • Blanquea los dientes con el tiempo con un uso adecuado y frecuente.
  • Fortalece los dientes restaurando el esmalte.

Eso sí, en casos graves tu gato anciano podría necesitar de una intervención del veterinario, esto se deben hacer pruebas sanguíneas ya que requiere de una anestesia general, intervención incompatible con niveles altos de urea o creatinina.

En caso de necesitar un veterinario, por favor revisa: ¿Cómo elegir al veterinario adecuado para mi gato?

Si observas que no come pienso, prueba a estimularle con comida húmeda que además de ser sabrosa y fácil de ingerir, contiene una gran cantidad de agua, perfecta para los gatos mayores.

Cuidados para gatos ancianos en el hogar

Además de lo comentado anteriormente, es importante que en esta etapa de la vida prestemos más atención a nuestra mascota ofreciéndole atenciones extra. Para fomentar que nuestro gato esté saludable y activo aún en esta etapa de vejez es importante que evitemos la apatía de nuestra mascota jugando con ella y captando su atención de forma regular. Los juguetes, las caricias o largos masajes son opciones perfectas para que se mantenga de forma activa y saludable.

Otro cuidado específico de los gatos ancianos es la atención a problemas relacionados con los sentidos como pueden ser la ceguera o la sordera. Al hacerse mayores pueden empezar a desorientarse dentro del mismo hogar y a perder capacidades que debemos descubrir mediante la observación. No dejes de prestarle atención para que pase su etapa junto a la mejor persona posible, esa eres tú.

No olvides cepillarle con regularidad el pelo para quitarle el pelo muerto que podría ingerir al limpiarse. Durante este ritual podemos aprovechar para controlar el estado de su piel, el de su pelo y también compartir con él un buen momento. Se aconseja también limpiarle los ojos y las orejas con regularidad con un papel suave mojado en agua o una gasa estéril.

Con la edad, nuestro gato es menos activo y sus garras se gastan menos y se hacen más frágiles: la solución es recortar sus garras, nos permite también comprobar que las almohadillas de nuestro gato estén en buen estado. A todo esto le añadimos los mimos: darle atención y cariño a nuestro gato es muy bueno para él, le encantan las caricias y ser mimado, y ¡le hace aún más feliz al envejecer!

Esperamos que este artículo sobre cuidados para gatos ancianos, te haya gustado.

Te invitamos a seguirnos en Instagram y Facebook, y también te invitamos te invitamos a visitar nuestra tienda online, que a tu gato le encantará.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El mejor contenido gatuno cada semana

Boletín Semanal

Llevando a tu casa los mejores productos desde 2018.

© 2020 Parceros Felinos

SÍGUENOS
Abrir chat